Campamento de jóvenes, verano 2015-2016 – Chile

campamento-chile_1


Por Corbin Jackson

Cada año, la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial, tiene la oportunidad de llevar a cabo sus campamentos de jóvenes en distintos lugares alrededor del mundo. Este año no fue la excepción en Chile, donde un grupo de 90 jóvenes y 19 adultos de diferentes congregaciones se reunió en San Fabián de Alico, para el campamento de verano 2015-2016.

En el campamento de jóvenes de este año también había otros países representados: tuvimos jóvenes de Argentina, Perú, Alemania y los Estados Unidos. El sitio del campamento era uno ya conocido, considerando que este fue el cuarto año consecutivo en que la actividad se lleva a cabo en el pequeño, pero completamente equipado, internado que se ubica en las montañas del hermoso sur de Chile. Los campistas llegaron al sitio del campamento la calurosa tarde del domingo 27 de diciembre. Después de instalarse en sus dormitorios, recibir instrucciones generales y organizarse en equipos, comenzó oficialmente el campamento de jóvenes 2015-2016.

El lunes en la mañana marcó el comienzo oficial de las actividades. Como en años pasados, cada día estuvo lleno de varias actividades muy especiales. Los días comenzaban con el desayuno, luego teníamos un estudio bíblico dirigido por el director del campamento y pastor, Sr. Saúl Langarica, y los coordinadores de los jóvenes. Después del estudio bíblico, los campistas tenían un tiempo llamado “acuérdate de tu Creador” para comentar con sus equipos las preguntas bíblicas entregadas con anticipación. Estas conversaciones fueron dirigidas por los capitanes de los grupos y apoyadas por los coordinadores.

Después de estas conversaciones en grupo, miembros de cada equipo presentaban ante todos un informe de lo que se había hablado acerca de los temas asignados. Luego de la hora de “acuérdate de tu Creador”, los campistas tenían la oportunidad de presentar miniconferencias. Cada día, los campistas más valientes, algunos nuevos y otros más experimentados, presentaron miniconferencias acerca de algún tema que ellos mismos seleccionaron. Los temas fueron historias personales, lecciones aprendidas, temas bíblicos y reflexiones de experiencias pasadas. Las miniconferencias de este año fueron muy bien presentadas y muy inspiradoras para todos los que tuvimos la oportunidad de escuchar.

También tuvimos muchas otras actividades muy divertidas. Todos los días hubo partidos de voleibol y futbol entre los cuatro equipos de camperos. Se jugó también un partido de estrellas de voleibol entre los ayudantes adultos y los mejores jugadores de entre los camperos. ¡Los campistas se llevaron la victoria este año! También disfrutamos de juegos y actividades en grupo, como “las quemaditas” y tiro al blanco. Además, los campistas tuvieron una caminata y pudieron bañarse en el rio Ñuble, el cual corre por el hermoso paisaje de la región de San Fabián. Cada día terminó con una actividad especial para todo el campamento. Los campistas y ayudantes disfrutaron de una fogata, juegos de competencia en grupo, una noche de karaoke, un baile de jóvenes, una noche de cine y también una mininoche de talentos.

En Chile, cada año se escoge un tema de fondo para conectar las actividades físicas del campamento con lecciones espirituales del camino cristiano. Y este año el tema fue “Construyendo sobre la Roca”. Todos los estudios bíblicos, las horas de “acuérdate de tu Creador” y varias mini conferencias se enfocaron en las instrucciones de Efesios 2:20-22: “edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”.

Se animó a los campistas a construir su casa espiritual sobre cuatro elementos espirituales importantísimos:

  1. Jesucristo, como nuestra piedra angular.
  2. Las enseñanzas de los apóstoles, los profetas y el ministerio de la Iglesia de Dios, como nuestros cimientos.
  3. Los frutos del Espíritu, como nuestros materiales de construcción.
  4. Un corazón correcto y puro para que Dios nos ayude en esta construcción.

El campamento de verano de jóvenes 2015-2016 en Chile les proveyó a todos los campistas una semana de instrucción espiritual y diversión física. Con los cuatro elementos de la construcción espiritual como el manual para edificar la casa en la cual nuestro Dios quiere morar, los campistas recibieron las herramientas necesarias para continuar desarrollando el carácter de Dios. Aunque la diversión física del campamento se haya acabado por este año, esperamos que las lecciones espirituales aprendidas durante la semana se queden con los campistas por mucho tiempo más.

Comparta este artículo!
Posted in 2016, Chile, Noticias de las Congregaciones