Contacto Personal: ¿Es orar, alabar y adorar a Dios y predicar el evangelio de Cristo en Navidad?

Pregunta: ¿Es orar, alabar y adorar a Dios y predicar el evangelio de Cristo en Navidad, algo erróneo para los cristianos? No creo que la celebración de Navidad como cristianos debería ser vista como si hiciéramos lo mismo que los paganos, que ofrecían ofrendas quemadas a sus dioses. Celebramos este día para hacernos recordar nuestra posición y creencia en Jesucristo.

Respuesta: Permítannos explicar por qué no estamos de acuerdo. Con frecuencia nuestro mundo actual trata sólo con lo superficial. Pero la fe verdadera de la Biblia requiere que uno profundice más. Es por ello que hemos publicado mucho acerca de la celebración de la Navidad —para permitirle a aquellos que quieran saber la verdad, descubrirla. Los cristianos modernos necesitan pensar tan profundamente como los cristianos del primer siglo, mencionados en Hechos 17:10-11.

Para definir un poco el contexto, algunas personas de Tesalónica se opusieron violentamente al evangelio predicado por Pablo y Silas. Los incrédulos literalmente organizaron una turba para callarlos. Para salvar la vida de los ministros, los cristianos locales “enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las escrituras para ver si estas cosas eran así”.

Obviamente, el hecho de que los de Berea estuvieran dispuestos a escuchar, era un notorio y bienvenido contraste con el antagonismo anterior. Pero hay más. La audiencia no aceptó meramente lo que les decían como un valor nominal. Ellos usaron las Escrituras para verificar el mensaje que habían escuchado. Nosotros animamos a nuestra audiencia a hacer lo mismo con la Navidad.

La pregunta real es si añadir los temas cristianos a una festividad que tiene sus raíces en el paganismo puede descontaminarla. ¿Puede este enfoque “redimir la Navidad” de su herencia pagana? No se trata de que un grupo específico —o aun la mayoría— de cristianos lo encuentre aceptable. ¿Cuál adoración aceptará Dios?

Deuteronomio 12:29-32 nos da una guía increíblemente clara, porque aquí Dios menciona si las costumbres religiosas de las personas de las colinas de Canaán (que eran sin lugar a dudas paganas) podrían ser limpiadas y transformadas en una adoración que Dios podría aceptar:

“Cuando el Eterno tu Dios haya destruido delante de ti las naciones adonde tú vas para poseerlas, y las heredes, y habites en su tierra, guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: de la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré… No harás así al Eterno tu Dios”.

El pasaje concluye diciendo: “Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás”.

Dios nunca le dijo a su pueblo que celebrara la Navidad —¡o algo similar! Él ordenó la celebración de ciertos días especiales en la primavera, a principios del verano y en el otoño, pero nada en el invierno. Y estos días son repetidos en toda la Biblia, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento.

Los verdaderos creyentes deben separarse totalmente de la celebración de las costumbres paganas, y en lugar de eso celebrar los días que Dios santificó. Abra el enlace incrustado en este título: “Plan de salvación: cómo las fiestas santas de Dios nos revelan su plan”. Usted encontrará artículos de cada uno de los festivales bíblicos que explican ampliamente cuán relevante y válido es para cada creyente el guardarlos. Si lo prefiere, también presentamos el tema en videos cortos en nuestro Centro de Aprendizaje. Desplácese hacia abajo en la página “Recursos de estudio” y dé un clic en “Series en video”. Luego seleccione “Las fiestas del Eterno”. CA

Comparta este artículo!
Posted in 2018, Contacto personal