Contacto personal: Me siento aislado

Pregunta: Constantemente me siento aislado, solo y temeroso de no poder sobrevivir en este mundo. ¿Pueden ayudarme?

Respuesta: Sí, podemos. Sus sentimientos son cada vez más comunes en nuestro mundo moderno. De hecho, si pudiera escuchar los pensamientos de incluso las personas que parecen tener toda su vida resuelta, mientras hacen sus compras, trabajan, o hacen vida social, descubriría que también les preocupan los mismos problemas que a usted.

La gente está más conectada que nunca —a través de la tecnología y las redes sociales— pero frecuentemente también está más desconectada de un sentido de esperanza y propósito. ¿Por qué? Algunos nunca han estado en una relación seria, y extrañan lo que no han tenido. Muchos en nuestra cultura occidental enfrentan problemas asociados con la vejez. Otros sufren los estragos de una discapacidad crónica.

Pero cualquiera que sea la situación, Dios tiene un propósito para cada uno de nosotros y quiere ayudarnos a alcanzarlo. Vida, Esperanza y Verdad existe para ayudar a las personas a encontrar ese propósito y la confianza de que pueden cumplirlo con éxito. Éstos son dos ejemplos del apoyo que prestamos: el primero es un extracto del artículo “Desconexión: la maldición del siglo XXI”:

“Vemos desconexión a nuestro alrededor: clientes en las cafeterías y restaurantes que se conectan a sus celulares en lugar de hablar entre sí. Cajeros con audífonos mientras esperan a los clientes. Inquilinos en la residencia de ancianos que se sientan solos día tras día, anhelando la visita de sus hijos y nietos. Clientes esperando en la línea del supermercado, sin hacer contacto visual con nadie más. Dueños de casa que ignoran totalmente el nombre de sus vecinos y nunca los saludan cuando se encuentran con ellos”.

El artículo luego describe tres pilares de la conexión, cómo estos están siendo afectados por los cambios sociales, y por qué son importantes para nuestra salud física, mental y espiritual.

El segundo extracto es del artículo “Esperanza para los que no la tienen”:

“Cuando alguien pierde la esperanza puede llegar a sentirse frustrado, desalentado, dolido, ansioso, estresado y enojado. A medida que se va hundiendo, la esperanza se va alejando cada vez más, e incluso puede llegar a rendirse por completo y perder todo interés. Sigue viviendo sólo por inercia, más como un robot que como un ser humano con libre albedrío, determinación y potencial.”

Este artículo relata la historia real de una persona que cayó en la trampa de la desesperanza durante su juventud. Cayó muy bajo, hasta el potencialmente fatal camino de la drogadicción, pero con la ayuda de otras personas, pudo recuperarse físicamente. Los humanos, sin embargo, somos seres orientados espiritualmente. Hay un espíritu en nuestra mente que nos separa de los animales. Necesitamos más que éxito físico para encontrar significado y propósito en la vida. Necesitamos una conexión espiritual. De otra manera, podemos sentirnos solos y sin esperanza aun si tenemos éxito físicamente hablando.

Con el fin de ayudar a las personas a lograr esa necesaria conexión espiritual, hemos publicado una serie de artículos que enumeran escrituras acerca del consuelo (21 versículos), la ayuda (23 versículos), el amor (21 versículos), la esperanza (30 versículos), la paz (36 versículos), la protección de Dios (22 versículos) y su fuerza (37 versículos). Consulte “Versículos bíblicos alentadores”. Ya sea que sólo lea estas promesas, las escriba o le ore a Dios acerca de ellas, ¡sin duda lo fortalecerán!

Un artículo relacionado que aborda estas dificultades desde diferentes perspectivas es: “¿Por qué estoy sufriendo?”. Cuando haya tenido la oportunidad de leer y analizar esta información, por favor háganos saber si podemos seguir animándolo.

Comparta este artículo!
Posted in 2019, Contacto personal