Personal del presidente – ¡La Fiesta de Tabernáculos y usted!

Jim-Franks-2015Cada vez que pienso en la Fiesta de Tabernáculos, una sonrisa se dibuja en mi rostro. En la Iglesia es sin duda el suceso más esperado del año, y tan sólo pocos días después de completar una Fiesta, ya empezamos a planear para la próxima.

Este año la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial, va a recibir aproximadamente 10.400 personas en la Fiesta de Tabernáculos, en más de 40 sitios alrededor del mundo. Como organización, no tenemos una “oficina de la fiesta” aparte. Dependemos del ministerio, de los coordinadores de la fiesta, miembros de la Iglesia voluntarios, y un equipo de la fiesta que trabaja en coordinación con Servicios Ministeriales para localizar nuevos sitios, monitorear los sitios que ya existen, y actualizar contratos y acuerdos anualmente. Es una labor difícil que requiere que todos los involucrados inviertan mucho tiempo, especialmente dos de nuestros pastores, Mark Winner y Mike Blackwell. Además de sus otras tareas (pastorear múltiples congregaciones y organizar actividades nacionales de la Iglesia, tales como el Fin de Semana Familiar de Invierno en Louisville y el Fin de Semana del Día del Presidente en Branson), ellos encabezan un pequeño equipo de la fiesta que tiene la labor de localizar nuevos sitios y actualizar los sitios ya establecidos.

Cada año nos esforzamos por ofrecer sitios nuevos e interesantes en donde los miembros puedan celebrar la Fiesta. Pero al hacer esto, no podemos perder de vista el verdadero significado de estos días. No se trata de buscar un sitio exótico —es acerca de miembros que se reúnen para observar una de las fiestas de Dios.

Internacionalmente, usualmente tenemos dos sitios en el maravilloso Caribe; por lo menos un sitio en Europa; uno o dos sitios en Suráfrica; varios sitios en Latinoamérica; sitios en Nueva Zelanda, Australia y Fidji; y este año, por primera vez, un sitio en Canadá. En Estados Unidos nos estaremos reuniendo en varios lugares que se encuentran a todo lo largo del país, además de dos pequeños sitios satélites en Florida y Minesota. Estos dos sitios satélites ayudarán a los miembros en Florida que no pueden viajar largas distancias hasta Orange Beach o Pigeon Forge y a miembros en Minesota a los que se les hace difícil viajar hasta Branson.

Sin embargo, en medio de todos estos preparativos, debemos detenernos y preguntarnos: “¿qué significa la Fiesta para mí?”, “¿son unas vacaciones?”, “¿es una conferencia religiosa?”. Realmente, no es nada de eso. Pero si usted tuviera que dar una respuesta hoy: “para mí, la Fiesta de Tabernáculos es…”, ¿qué diría usted? ¿Cómo lo definiría en pocas palabras?

Les daré mi definición. La Fiesta de Tabernáculos es una celebración (Levítico 23:34-43). Es un recordatorio anual de que Dios no ha olvidado a su pueblo (Juan 14:3). Jesucristo prometió que Él regresaría a la Tierra para impedir que el hombre se destruyera a sí mismo y luego establecería su gobierno, reinando en la Tierra con los santos por mil años (Apocalipsis 20:4-5). Luego vendrá el período del juicio final (vv. 11-14), representado por el Octavo Día, o el Último Gran Día. Nuestro desafío es captar y renovar nuestra visión de lo que todo esto será y no distraernos fácilmente. Si bien somos bendecidos al poder ir a complejos turísticos fabulosos en sitios maravillosos, no podemos permitir jamás que esto nos haga perder de vista la verdadera razón por la que vamos a la Fiesta.

Espero que todos disfruten la mejor Fiesta de todas este año. Hay mucho trabajo en la preparación para que esto sea así. Espero que evitemos las distracciones y podamos ver la verdadera Fiesta de Tabernáculos —aquella que representa ese tiempo futuro tan feliz cuando Jesucristo estará reinando sobre la Tierra. ¿Puede usted imaginarse como será esto? ¡Espero que usted se vea como yo, con una sonrisa en la cara cuando piensa en la Fiesta de Tabernáculos y todo lo que ésta representa!

Jim Franks

Comparta este artículo!
Posted in 2016, Del Presidente